Después de darse el acontecimiento del sismo del 19 de septiembre, hubo fallos en el suministro eléctrico y no había conexiones de internet, algunas instalaciones telefónicas fueron dañadas. Mientras los ciudadanos, buscaban la manera de saber que sus seres queridos estuvieran bien.

A los pocos minutos se rehabilito las conexiones y llegaron los datos a los celulares, fue cuando Whatsapp, fue uno de los primeros medios por los que muchos ciudadanos avisaron a su familia que estaban bien, incluso era mejor la comunicación que la línea telefónica, ya que en algunas zonas no había señal telefónica o era muy mala.

 

La app se convirtió en rescatista cuando personas entre los escombros comenzaron avisar que estaban con vida debajo de los derrumbes de los inmuebles. Como fue el caso de Diana que quedó bajo los escombros, con una losa cerca del cuello. Estuvo ahí por 17 horas y media casi sin moverse, pero con el celular en la mano. Fue a las 6 de la mañana del miércoles 20 de septiembre cuando su esposo recibió un mensaje de WhatsApp que le cambió la vida: era Diana, enviándole su ubicación.

Ahora Diana está con vida recuperándose.

Conoce más historias.

La aplicación también ha sido una gran herramienta para difundir apoyo para los damnificados, información de las zonas dañadas, gente y mascotas extraviadas, comunicación directa con los brigadistas que indican lo que requieren y muchas más notas informativas referente a lo que está sucediendo en MX